ÁREAS SILVESTRES PROTEGIDAS :Qué está permitido hacer y qué no

La Secretaría del Ambiente (SEAM) informa que los parques nacionales no son balnearios, sino áreas de conservación, por lo que tienen una gestión distinta en cuanto a su uso recreativo.
Por ello, en la Resolución 781/05 se establece el reglamento para el uso público de las áreas silvestres protegidas (ASP) bajo dominio público, el cual permite disfrutar de estos espacios sin dañar o perjudicar el medioambiente.

La misma resolución indica que a los que incumpliesen la reglamentación serán sancionados con multas entre 1 (uno) y 5 (cinco) jornales mínimos diarios vigentes.

A continuación, compartimos el reglamento de los parques nacionales:

>> Queda prohibido:

a) Matar, dañar o asustar a los animales silvestres, o destruir sus guaridas, nidos similares.
b) Destruir, arrancar o extraer plantas del lugar.
c) Colectar y/o extraer cualquier material, vivo o muerto, sin el permiso correspondiente de la autoridad de aplicación según Ley 352/94 “De Áreas Silvestres Protegidas” y la Ley 96/92 “De Vida Silvestre”, así como también la Ley 799/96 “De Pesca”.
d) Consumir o vender bebidas alcohólicas, narcóticos u otras drogas de cualquier tipo, así como ingresar a la zona en estado de ebriedad.
e) Comercializar cualquier producto o servicio, salvo expresa autorización de la administración.
f) Ingresar o transitar con animales domésticos por el ASP, sin la autorización de la administración.
g) Realizar cualquier actividad de prospección o producción relacionada directamente con los recursos naturales (agricultura, ganadería, minería, etc.) sin el permiso de la autoridad de aplicación de la Ley 352/94 “De Áreas Silvestres Protegidas”.
h) Descargar sustancias extrañas o cualquier tipo de residuos (sólidos, líquidos o gaseosos conocidos o extraños; tóxicos o no) en el suelo, el agua o el ambiente y depositarlos en sitios diferentes a los indicados para el efecto.
i) Ingresar al área con materiales bélicos, inflamables o explosivos (revólver, escopeta, rifle, puñal, juegos artificiales, petardos, etc.).
j) Utilizar elementos sonoros (radios, instrumentos musicales, etc.), que perturben el ambiente natural o a otros visitantes.
k) Realizar actividades recreativas en sitios diferentes a los indicados (campamentos, fogatas, almuerzos, sitio de baño, etc.).
l) Levantar construcciones de cualquier tipo o intervenciones al medio natural sin el permiso escrito de la autoridad de aplicación de la Ley 352/94 “De Áreas Silvestres Protegidas”.
m) Usar el ASP o sus instalaciones para actividades diferentes a las indicadas en las señalizaciones por los guardaparques y/o en Plan de Manejo.
n) Los grupos mayores de 15 (quince) personas deberán contar con una notificación de visita antes del viaje al ASP, la cual será expedida por la Dirección de Áreas Protegidas (DAP) de la Secretaría del Ambiente (SEAM).
o) El cuidado de los objetos personales de los visitantes queda bajo entera responsabilidad de sus propietarios o portadores, durante su permanencia en el sitio.
p) Los visitantes serán responsables de los incidentes o accidentes que sufran por realizar actividades que atenten contra su integridad física o de terceros.

Los parques nacionales son lugares de ecoturismo para disfrutar de la naturaleza y el medioambiente, no balnearios.

Como por ejemplo el Parque Nacional Ybycuí es el que más visitantes recibe al año, debido a que cuenta con infraestructura preparada para ello, por lo que la SEAM insta a las personas a cuidar este espacio silvestre, y respetar las normativas señaladas, que fueron creadas para el bienestar de los visitantes.