Alto Paraná: Analizan reglamentación del Decreto 4056/15 para la certificación del uso de biomasa


El comercio de leña en Paraguay sería formalizado con la reglamentación del Decreto 4056/15 que certifica el uso de biomasa. La Asociación de Consultores Ambientales de la Región Paraná (ASOCARP) analizó los beneficios de esta regulación con el apoyo de la Secretaría del Ambiente (SEAM), a través del Proyecto Paisajes de Producción Verde (PPPV) el cual es coordinado por el Programa de la Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Según estudios del Viceministerio de Minas y Energía (VMME) el consumo de biomasa como fuente de energía para fines industriales en Paraguay es de 14.000.000 de metros cúbicos anuales. Esto es equivale aproximadamente a 31.000 canchas de fútbol. Es por ello que la ASOCARP preparó un taller de debate sobre la reglamentación del Decreto 4056/15 que establece Regímenes de Certificación, Control y Promoción del Uso de Bioenergías en el país donde se analizó la necesidad de contar con procesos de control del origen de la madera utilizada. Estas no deben provenir de bosques nativos.

“Actualmente, Paraguay produce un 35% de leña de manera sostenible lo que genera un déficit del 65%, creemos que es necesaria una política de estado que promueva el uso de madera reforestada, que reabastezca sosteniblemente a las industrias y de esta manera proteger el medio ambiente. Con la aprobación de la reglamentación de este Decreto, los controles regirían a partir del 2021” indicó el Ing. Berni Velazco, representante del VMME.

>> Proyecto Paisajes de Producción Verde

Proyecto Paisajes de Producción Verde (PPPV) es liderado por la Secretaría del Ambiente (SEAM), financiado por el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF), coordinado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo PNUD y cofinanciado por el Ministerio de Agricultura y Ganadería, el Instituto Forestal Nacional (INFONA), la Mesa de Finanzas Sostenibles, ADM Paraguay S.R.L, Cargill y Louis Dreyfus Company.

El PPPV se encuentra en su tercer año de ejecución, tiene como objetivo proteger la biodiversidad y las funciones de la ecorregión del Bosque Atlántico del Alto Paraná (BAAPA).