Parque Nacional Lago Ypoá y humedales, declarados área de reserva de recursos manejados

El Parque Nacional Lago Ypoá y sus humedales pasaron a ser reserva de recursos manejados cambiando su categoría anterior (manejo de área de reserva), según la Ley 5859/17 del 24 de agosto de 2017 pasado. El lago Ypoá, las lagunas Cabral, Vera, Paranamí y sus esteros adyacentes cuentan con una superficie de 119.006 hectáreas que constituyen y forman parte del sistema de humedales más importantes del país por sus valiosos ecosistemas en fauna y flora.

Son características de las áreas con categoría de reserva de recursos manejados: a) Poseer como mínimo 50 % de la superficie con mínimas alteraciones antrópicas, o en condiciones naturales; b) Se permiten asentamientos humanos. La producción debe ser a través de sistemas ambientalmente compatibles, fomentando la producción sustentable; c) La realización de actividades tendientes al mantenimiento de servicios ambientales; d) El o los inmuebles sobre los que se asienta el área pueden ser de propiedad pública o privada; como también las de dominio público o privado municipal; e) La administración del área puede ser ejercida por la autoridad de aplicación o por terceros, bajo fiscalización de la misma.

Cabe mencionar que la SEAM es la encargada de la coordinación, la supervisión, la ejecución de las acciones ambientales, los planes, programas y proyectos enmarcados en el Plan Nacional de Desarrollo, referentes a la preservación y la conservación, la recomposición y el manejo de los recursos naturales. Además, se encarga del ordenamiento ecológico y del ambiente en general, proponiendo a un mejoramiento permanente de las condiciones de vida de los distintos sectores de la sociedad paraguaya, para garantizar condiciones de crecimiento económico, equidad social y sustentabilidad ecológica a largo plazo, siendo una institución eficiente, participativa y de liderazgo en la gestión ambiental del país, “con especial énfasis en los recursos naturales y la conservación de la biodiversidad, con el fin de contribuir al mejoramiento de la calidad de vida de sus ciudadanos.

Igualmente se destaca que se declara de interés social y de utilidad pública el Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas (Sinasip), el que será regulado por la presente ley y sus reglamentos. Todos los habitantes, las organizaciones privadas e instituciones del Estado tienen la obligación de salvaguardar las áreas silvestres protegidas.