RECOMENDACIONES Prevenir incendios es tarea y responsabilidad de todos

 

Siempre es importante recordar que no se deben encender fogatas en lugares prohibidos o muy secos y en el caso de hacerlo considerar las recomendaciones de contar con agua, arena o extintores de fuego.

Nunca arrojar al suelo colillas de cigarrillos ni fósforos; cualquier chispa puede causar un incendio. Tampoco arrojar trozos de vidrio, botellas o desperdicios de material combustible que son potenciales iniciadores de incendios.

Si se visualiza un incendio forestal o cualquier señal que indique la presencia de uno en la cercanía (cenizas cayendo del cielo, columna de humo en el horizonte, olor muy intenso a quemado, etc.), comunicarse a la brevedad con los servicios de emergencia para que puedan ponerse manos a la obra. 
Los números para emergencias son:
 Agrupación Bomberos de la Policía: 131
 Cuerpo de Bomberos Voluntarios del Paraguay: 132
 Emergencias Policía Nacional: 911

>>Cómo actuar en casos de incendio
Si el incendio ya se ha desatado es importante antes que nada mantener la calma y seguir las siguientes recomendaciones que pueden ayudar a salvar vidas: 
• Observar la dirección del fuego y buscar una salida eligiendo zonas más desprovistas de vegetación como vía de escape o de seguridad (las llamas se propagan a través de vegetación seca).
• Alejarse del lugar en sentido contrario a la dirección del viento.
• Si el fuego se produce en un cerro o montaña, descender de esta, ya que el fuego tiende a subir.
• No cruzar las llamas si no se ve claramente qué hay más adelante; en caso de necesidad mojar previamente las ropas y proteger la cabeza con tejido húmedo.
• Si el fuego rodea, es preferible ubicarse en una zona ya quemada.
• Si las llamas están próximas y no se puede huir, la recomendación es tirarse al suelo y cubrirse la mayor parte posible del cuerpo con tierra, respirando cerca del suelo a través de un paño para no inhalar el humo.
• Si se circula en vehículo por una zona incendiada, cerrar ventanillas y encender los faros. Si el peligro crece, dar media vuelta, no avanzar más.
• En el caso de que sea imposible alejarse de la zona de peligro de un incendio forestal, mantenerse cerca de aguas poco profundas, como lagos o lagunas.